A mediados del siglo 19 los misioneros trajeron harmonios franceses hechos a mano a la India. El instrumento se hizo popular rápidamente: era portátil, fiable y fácil de aprender. Su popularidad ha permanecido intacta hasta nuestros días y es un instrumento importante en muchos géneros de la música india. Se encuentra comúnmente en los hogares de la India.

Aunque derivado de los diseños desarrollados en Francia, el harmonio se desarrolló más en la India en formas únicas, como la adición de tonos monótonos y un mecanismo de cambio de escala.


En Kolkata, Dwarkanath Ghose de la famosa Dwarkin fue un adepto en modificar instrumentos musicales según las necesidades individuales de los usuarios y es particularmente recordado por modificar la armonía de la flauta importada y producir el harmonio portátil, el cual se convirtió en en parte integral del escenario musical de la India.[1]


A Dwijendranath Tagore se le acredita haber usado el instrumento importado en 1860 en su teatro privado, pero probablemente era un instrumento cuyo fuelle era engorroso, o posiblemente era una variación del harmonio.


Inicialmente despertó curiosidad, pero gradualmente la gente empezó a tocarlo[2] y Ghose tomó la iniciativa de modificarlo.[1] Fue en respuesta la las necesidades la la India que el harmonio portátil fue introducido. Todos los instrumentos musicales indios son interpretados con los músicos sentados en el suelo o en el escenario, detrás del instrumento o sosteniéndolo en sus manos. En esa época, las casa indias no usaban mesas o sillas.[1]


El harmonio es un instrumento escencialmente ajeno a la tradición india, ya que no puede imitar la voz, la cual es considerada el fundamento de toda la música india. Meend (glissando), una parte integral de cualquier recital clásico no es posible con el harmonio, y como tal, uno no puede reproducir fielmente los sutiles matices de un raga en este instrumento. El harmonio es despreciado por muchos conocedores de la música india, quienes prefieren el más auténtico y todavía más técnico sarangi, en el acompañamiento del canto khyal.


Un uso popular se da por los seguidores de diversas religiones Hindúes y Sikh, quienes lo usan en cantos devocionales de oraciones llamados bhajan o kirtan. Hay por lo menos un harmonio en cada mandir (templo Hindú) o gurdwara (templo Sikh) alrededor del mundo. El harmonio es comúnmente acompañado por el tabla. Para los Sikhs el harmonio es conocido como el vaja/baja. También se le conoce como "Peti" (Una referencia suelta a una “caja”) en algunas partes del norte de la India y Maharashtra.


También forma una parte integral del repertorio del Qawwali, el cual ha recibido fama a nivel internacional popularizado por músicos reconocidos tales como Nusrat Fateh Ali Khan y Aziz Mian.


Traducido de: Wikipedia

musicaMusica.html

Bajo la dirección de la maestra Anandita Basu, la Fundación Kalakendra ofrece cursos y talleres en diferentes niveles para todos los interesados en aprender de forma profesional la interpretación del harmonio en la música clásica, folclórica y moderna de la India.

VER ACTIVIDADESActividades/Actividades.html